Lifestyle Tecnología

Smart electric drive

smart electric drive
Escrito por BCNSmile

El nuevo smart electric drive se sube al tren de la movilidad eléctrica con más atractivo que nunca. Y es que combina la agilidad del smart con una conducción libre de emisiones locales consiguiendo la mezcla ideal para circular por la ciudad. Las mejoras se aplicarán a todos los modelos de la marca. Así smart se convierte en la única marca que ofrece todos sus coches con un motor a combustión o totalmente eléctrico con batería. Estas novedades llegaron al mercado europeo en 2017.

¿Qué mejoras tienen los nuevos Smart electric drive?

Desde la parte trasera del smart electric drive un potente motor eléctrico de 60 kW (81 CV) transmite su fuerza de forma constante a las ruedas. Desde parado ofrece al instante un par de 160 Nm. La autonomía es de unos 160 km, ideal para moverse por ciudad sin producir emisiones locales. Para no disminuirla, la velocidad está limitada a un máximo de  130 km/h.

Sus prestaciones son las de siempre: se mueve ágilmente y como un relámpago. Lo consigue gracias a un diámetro de giro especialmente pequeño de 6,95 metros, que también se utiliza en los coches con motorización convencional. En el apartado de pinturas y equipos opcionales tampoco deja nada que desear: un smart eléctrico es totalmente personalizable.

Un factor importante para los clientes de coches eléctricos es el tiempo de recarga. En este sentido, el nuevo smart electric drive es mucho más confortable. Todos los modelos incorporan de serie un nuevo y potente cargador de a bordo. Ahora puede recargarse hasta el doble de rápido que antes (en función de la versión del mercado y de la red eléctrica).

Además, a partir de 2017 se ofrece opcionalmente un cargador rápido especialmente potente de 22 kW. Esto permitirá que la recarga del smart electric drive necesite mucho menos tiempo. Aproximadamente tardará unos 45 minutos, siempre que sea posible la recarga con corriente trifásica. Y el control de este proceso se vuelve más cómodo. A través de la aplicación «smart control» podemos controlar a distancia la recarga inteligente y otras funciones. Por ejemplo, la preclimatización, pensada para ahorrar energía y ganar mayor autonomía. Con la preclimatización el habitáculo se pone a la temperatura deseada mientras el vehículo permanece conectado al enchufe de recarga.

Para ofrecer la posibilidad de ser más eficientes el smart electric drive dispone de dos modos de conducción: el modo de conducción básico y el modo ECO, siendo este último el modo de conducción más sostenible. Para ello se ha limitado la velocidad máxima, se ha adaptado la curva característica del pedal acelerador y se ha preseleccionado el nivel máximo de recuperación energética.

Sobre el autor

BCNSmile

Danos tu opinión