Escapadas

Escapada a la Costa Brava en Semana Santa

costa brava
Escrito por Judit Sellart

La Costa Brava es para muchos una de las zonas más bonitas de toda Cataluña. Y como en Semana Santa todos tenemos ganas de hacer una escapada lejos de Barcelona, hemos pensado que no hay mejor lugar para descubrir que los encantos de la Costa Brava y el Cabo de Creus, una zona con un paisaje increíble, pero también muy apreciada por su historia, gastronomía, playas, actividades de aventura, tradiciones…

Qué visitar en la Costa Brava

Tossa de Mar, Lloret de Mar, el jardín botánico de Mar i Murtra y Blanes, Llafranc, Calella de Palafrugell, Platja D’Aro, Begur, L’Escala, Sant Pere de Rodes… Todas estas destinaciones cuentan con un encanto excepcional y son también una buena opción para visitar durante esta Semana Santa e, incluso, realizar una ruta en coche por todas ellas o el camino de ronda. Y eso sin mencionar lugares tan interesantes de la zona como las Islas Medas, las Ruinas de Empúries o incluso Figueras y Girona.

Cadaqués, el pueblo más bonito de la Costa Brava

Cadaqués es, para muchos, el pueblo más bonito de la Costa Brava. En el paseo marítimo de Cadaqués se concentran la mayoría de edificios de estilo modernista del pueblo. En cambio, en el núcleo histórico se encuentra la parte más antigua del pueblo, de origen medieval. Antiguamente estaba protegido por una muralla que ha desaparecido y de la que actualmente solo se conserva un antiguo baluarte integrado en el ayuntamiento.

En el centro del pueblo, en medio de un zig-zag de callejuelas, locales y restaurantes, se encuentra la iglesia de Sta. María de Cadaqués. Es el punto más alto del casco antiguo de Cadaqués y desde él se pueden tener unas vistas preciosas de todo el pueblo y de su bahía. Por cierto, la iglesia, de estilo gótico, se inició a mediados del s. XVI y en su interior alberga un retablo barroco de gran valor patrimonial y artístico así como uno de los órganos más antiguos de Cataluña. ¡No os lo perdáis!

Visita a Portlligat

La única residencia estable que tuvo el pintor surrealista Salvador Dalí fue justamente en Portlligat (Cabo de Creus), donde se instaló atraído por los paisajes idílicos del pueblo. Actualmente es posible visitar la Casa-Museo de Portlligat de Salvador Dalí bajo reserva para hacerse una idea del estilo de vida del pintor y descubrir un poco más de su historia.

Una excursión al Cabo de Creus

Y para los amantes de la naturaleza es imprescindible explorar el Cabo de Creus y hacer una excursión a su faro de 1853, ubicado en el extremo más oriental de la península ibérica. En el parque natural se puede disfrutar de un paisaje con una belleza geológica excepcional. También es posible practicar deportes de aventura esta Semana Santa en el Cabo de Creus como el kayak, el remo, el ciclismo o el submarinismo.

Aprovechando el buen tiempo que ya suele hacer en Semana Santa, es imprescindible visitar las calas y playas del Cabo de Creus, prácticamente vírgenes. Es necesario acercarse en coche y andar unos 30-45 minutos para disfrutar casi en exclusiva de sus arenas, sus aguas cristalinas y su vegetación. Entre las calas destacan la Cala Guillola, Sa Sabolla, la Cala Culip, la Cala Jugadora y la Cala Bona. Una visita que, sin duda, merece mucho la pena si lo que buscáis esta Semana Santa es huir de la masificación y disfrutar de unos paisajes increíbles.

Sobre el autor

Judit Sellart

Danos tu opinión