Fashion Lifestyle

El sueño de la moda sostenible

moda sostenible barcelona
Escrito por Natalia Merino

Nace Latitude, una marca de referencia con ADN 100% sostenible, producción en proximidad, estética atlántica y enfoque de nueva industria europea. Una marca para hombre y mujer, intergeneracional, basada en la ingeniería y el diseño industrial, inspirada en los principios de la Escuela Bauhaus. Una nueva forma de crear que no depende de las temporadas. 12 prendas de hombre y 12 prendas de mujer, 2 veces al año, iconos de una manera de componer un nuevo armario, pero sobre todo un nuevo espíritu. Latitude es compromiso y belleza, y nos conduce a una cultura nueva, al sabor y olor de una civilización más justa, donde inteligencia y buen gusto se unen para el cambio.

La moda sostenible

El significado de sostenibilidad o de desarrollo sostenible ha cambiado. En el pasado “sostenible” podía intercambiarse por “verde” o “ecológico”. Hoy el término también involucra la responsabilidad social y la viabilidad económica.

Un nuevo factor está avanzando en la toma de decisiones de muchos consumidores. Clientes que quieren equilibrar todas las facetas de su vida y que se encuadran en un nuevo concepto de consumo “guilt-free” que auna la compra, el estilo y la responsabilidad social y medioambiental.

Entre los 25 y 35 años se despierta el interés por el consumo responsable. Este target reconoce que consumiría más si tuviera mayor conocimiento, y reclama más al sector, consciente de que existen otros costes además del PVP, como el coste-medio ambiente y el coste-bienestar de la sociedad.

A pesar de la caída del consumo en términos de volumen durante la crisis, se registra un incremento en términos de valor: consumo de calidad, de origen, alimentos orgánicos, productos ecológicos y locales.

Desde la sociología de moda se sabe que elegimos qué vestir para apoyar y equilibrar nuestra identidad y sentir pertenencia a un grupo. La manera de entender las empresas está cambiando y en Latitude se vive como un cambio de paradigma que se extiende a la vida tanto laboral como personal. Trabajar y vivir desde la coherencia.

Latitude fue creada hace 3 años como herramienta para ayudar a las marcas de moda a producir de manera sostenible y reavivar el sector de la confección de Galicia. La expectación sobre Latitude comienza a crecer, así como la demanda sobre una colección propia que no existía. De ahí surge la idea de lanzar una marca propia como la manera más sencilla (y rentable) de transmitir el discurso que un público de todo el mundo solicitaba. De lo local a lo internacional. Saber hacer y cuidado con aires atlánticos y materiales sostenibles. Ética y estética Made in Galicia. La marca tendrá sus primeras piezas a modo de previo “coming soon” en noviembre de 2016, y su primera colección (24 modelos) para Primavera/ Verano 2017.

Materiales Latitude

Latitude tiene un claro compromiso por la cadena de valor y el ciclo de vida de todos sus productos, entendiendo las necesidades de sus clientes y de la naturaleza. Por eso estarán siempre a la vanguardia en cuanto a procesos y materiales.
La sostenibilidad en moda cuenta con un maravilloso abanico de materiales que están mucho más allá del algodón orgánico, que aunque muy fuerte, se les queda corto. A continuación una muestra de los materiales que usarán, entre otros muchos:

ALGODÓN ORGÁNICO – un clásico para crear conciencia – : El algodón ecológico es beneficioso para el medio ambiente y nuestra salud, al ser cultivado en campos de tierra fértil libres de pesticidas, herbicidas y fertilizantes químicos sintéticos, además de ser hilado y producido sin químicos tóxicos. Además, la agricultura ecológica respeta los ciclos de la Tierra, procurando con ello mantener un equilibrio y preservando la tierra para usos futuros.Frente al algodón convencional, el ecológico reúne las siguientes ventajas: Conservación, e incluso mejora, de la fertilidad y biodiversidad del suelo, reducción de las necesidades de agua, evita la contaminación del agua y de la cadena alimentaria, menor emisión de gases de efecto invernadero, mejora de la seguridad alimentaria, gracias a la rotación de cultivos, minimización del riesgo para la salud de los agricultores, al no utilizar pesticidas químicos, mejora las condiciones de vida para los agricultores y sus familias y protege la salud del consumidor.

POLIÉSTER RECICLADO: Este nuevo e innovador material es el resultado del reciclado de botellas de plástico PET postconsumo que se convierten en polímero a través de un proceso mecánico, no químico, 100% Made in Italy. El resultado es un tejido de máxima calidad y prestaciones, que supone una alternativa frente al poliéster. Su fabricación implica un ahorro de más de un 94% en el consumo de agua, un 60% en el consumo de energía y un 32% en emisiones de CO2 comparado con un proceso de poliéster convencional.

LANA REGENERADA: Una de las vías para reducir el impacto de la producción de lana es a través de la lana regenerada. En realidad, es una práctica que data de cientos de años atrás. Los jerséis de lana ya desgastados se trituraban de nuevo en fibras que posteriormente se transformaban en mantas. Hoy, gracias a la innovación y las nuevas tecnologías, y a rigurosos controles de calidad, es posible hacer esto mismo para obtener materiales sorprendentes y de gran calidad.

La lana de preconsumo, sobrante de procesos de producción, o la lana de postconsumo, pueden tener una segunda oportunidad. Antes de ser triturada la lana se divide en categorías de color. De este modo, al seleccionar y mezclar colores de tejidos y prendas de lana ya teñidos podemos eliminar completamente el proceso de teñido, ahorrando agua y químicos, y por consiguiente aguas residuales.

PROTEÍNA DE LA LECHE: La leche desaguada y desnatada se convierte en un fluido adecuado para procesos de hilado húmedo gracias a avanzadas técnicas de bioingeniería. En comparación con otros productos textiles requiere un bajo consumo de agua, y se realiza sin productos químicos ni pesticidas. Además se utiliza leche sobrante no apta para el consumo humano. El resultado es un tejido ecológico con una apariencia brillante y muy suave, con unas propiedades que hacen que sea muy absorbente, que retenga la hidratación y que sea antibacteriano. Además es adecuado para personas con alergias o irritaciones de la piel, ya que el pH de la leche es cercano al pH de la piel.

“Una marca orgullosa de sus talleres, talleres orgullosos de su trabajo, clientes orgullosos de sus prendas”

BIOPLÁSTICO: Se obtiene a partir de la fécula de patata. Es una alternativa a los plásticos derivados del petróleo, que necesitan mucha más energía para su producción y tienen un gran impacto sobre el calentamiento global. El bioplástico es reciclable y 100% compostable y biodegradable, por lo que se integra totalmente en la biosfera sin dañar nuestros ecosistemas. No es tóxico ni contamina.

La reindustrialización del sector textil

La marca conecta con la red de talleres de Latitude, una iniciativa de reindustrialización del sector textil en Galicia desde la innovación y la sostenibilidad. Un nuevo concepto de taller, con un uso equilibrado del capital natural, social y económico donde profesionales altamente cualificados confeccionan las colecciones con la máxima calidad, cuidado por el detalle, saber hacer y cariño. Latitude es una marca orgullosa de sus talleres, unos talleres orgullosos de su trabajo y unos clientes orgullosos de sus prendas.

 

Sobre el autor

Natalia Merino

Editora de BCNSmile.
Directora de Prensa y RR.PP. de Globe Comunicación.
Experta en Comunicación de Moda, Belleza y Lifestyle.

Danos tu opinión