Eventos

Camila Cabello toma Barcelona

Camila Cabello cantando 'Never be the same', una de las canciones de su álbum debut 'Camila'. Fotografía: Marta Cusidó
Escrito por Elena Mañas

Tras una cuenta atrás de 30 segundos, los ojos que se proyectaban sobre el escenario del  Sant Jordi Club de Barcelona se abrieron. Camila Cabello, consolidándose como cantante solista después de dejar el grupo Fifth Harmony en 2016, inició ayer su concierto con Never be the same, canción que da nombre a su gira.

Camila Cabello consiguió ayer concentrar la esencia tan variada de su álbum debut, Camila, en una sola noche. La artista interpretó canciones con una coreografía cargada de sensualidad, algo de twerk y guiños a su lado más latino. Pero Cabello también conectó con el público con baladas al piano como Consequences.

Definitivamente, ayer la artista demostró tener todo lo necesario para convertirse en una auténtica diva del pop. Una voz a la altura del directo, seguridad, coreografía y conexión con el público hicieron brillar a la cantante estadounidense y cubana. Hasta hacia el final de la velada, al ritmo de Real Friends, Cabello llenó el escenario con algunos de los espectadores.

Camila Cabello en su primer concierto como solista en Barcelona. Fotografía: Marta Cusidó

Camila Cabello en su primer concierto como solista en Barcelona. Fotografía: Marta Cusidó

Una artista con valores

Aparte de demostrar ser una artista con mucho más allá que su hit Havana – que dejó para el final -, Cabello también demostró lo importante que son para ella ciertos valores.

El show de Camila Cabello, de tan solo 21 años,  estuvo cargado de mensajes positivos e inclusivos que recordaban la importancia de quererse a uno mismo.”Be kind, be loving to yourself” , fue solo uno de los tantos consejos que regaló a sus fans.

La artista también transmitió sus valores desde la pantalla, proyectando imágenes de movimientos sociales como Black lives matter o Save the children mientras sonaba Something’s gotta give. Entre el amor y el miedo, siempre deberíamos apostar por el amor, explicó.

Camila Cabello también celebró todas las culturas y sexualidades. La cantante se hizo con una bandera LGTBIQ+. “Amen a quien quieran amar”, defendió.

Conexión con Barcelona

“Alguna vez me gustaría vivir aquí”, también dijo la cantante revolucionando al público barcelonés. Cabello sorprendió con una versión de Can’t help falling in love with you de Elvis Presley dedicada a la ciudad condal: “I can’t help falling in love with Barcelona“.

De hecho, la artista demostró su cariño por sus fans barceloneses tan solo al llegar al aeropuerto. Como explican en Los 40, al aterrizar en Barcelona, Camila Cabello se encontró con algunos seguidores que se habían quedado sin entrada para su concierto. Rápidamente, lo solucionó  junto a su manager para conseguirles algunos pases.

 

Fotografía: Marta Cusidó

Sobre el autor

Elena Mañas

Danos tu opinión